Pastor General

Pastor General

Christian Casanova del Solar

Durante más de 30 años han liderado junto a su familia, una de las iglesias de mayor crecimiento en Latinoamérica. Con el deseo de llevar a cada persona a vivir un encuentro genuino con Jesús y convertirse en un líder de influencia. A través de la Visión G12 han bendiciendo diferentes naciones compartiendo el poder y la libertad que hay en la Sangre de Jesús.

Ingeniero civil, filósofo, teólogo y pastor protestante. Líder fundador de las Iglesias del Espíritu Santo en el Cono Sur.

Christian Casanova del Solar nació en Santiago de Chile el 23 de noviembre de 1953. Hijo de Marta del Solar Pozo y Jorge Casanova Buholzer.
Fue ordenado como “Ministro Protestante” el 20 de octubre de 1985 por la Comunión Internacional de Iglesias Carismáticas en la Cathedral of The Holy Spirit, Chapel Hill Harvester Church (Atlanta, Georgia, USA).
Ha obtenido el título de Ingeniero civil, el grado de Licenciatura en teología, Magister en filosofía (U. Chile). Egresó del doctorado de la universidad de Chile con un promedio de notas 6,9 de 7.0 y luego hizo dos tesis en los Estados Unidos obteniendo los grados de doctor en filosofía Ph.D. con Magna cum laude, y doctor en religión Ph.D. En síntesis, Casanova tiene una vasta formación humanista y teológica, es un intelectual que logra combinar áreas del saber al parecer irreconciliables, el mundo técnico-científico y el humanista.
Esencialmente es un líder renovado en el Espíritu Santo, que no acepta que lo tilden ni de fundamentalista ni de liberal. Admirador del joven Lutero, y del nuevo Lutero (Karl Barth), insta constantemente a sus seguidores a que sean cristianos de mente amplia y militante.
Hombre de fe y de acción, cree que el Cristianismo es seguimiento de Jesucristo (D. Bonhoeffer). “La Iglesia auténtica -dice él- es una Iglesia militante, todo lo demás es religión y ‘gracia barata’ y no tiene mucho valor delante del Dios de la Biblia”.
En su juventud descubrió que ayudar a cambiar el mundo era una tarea apasionante. Siendo un estudiante de Ingeniería, ateo militante y perteneciente a una acomodada familia del barrio Vitacura en Santiago, adhirió apasionadamente a las causas políticas revolucionarias de los años setenta. Hasta que un día, un humilde zapatero le habló del Dios de la Biblia, su vida fue impactada y cambiada radicalmente de una manera dramática. Afirma: “Yo nací de nuevo… soy una nueva creación en Cristo. Nací a una nueva realidad de creatividad, de significación y de esperanza: la realidad del Nuevo Ser”.
Siendo un seminarista, Dios le mostró claramente cómo invertir su vida. Muy simple, ayudando al cumplimiento de la Gran Comisión de Jesús, quien dijo: “Ustedes vayan y hagan más discípulos míos en todos los países de la tierra… Enséñenles a obedecer todo lo que yo les he enseñado. Yo estaré siempre con ustedes, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:19-20). Para Casanova, esta gran tarea debía comenzar en las universidades, y así fue.
Para algunos, en el comienzo, los movimientos universitarios que inició parecieron ser solamente el sueño de un loco al estilo de Don Quijote, pero este evangelista mucho más se esforzaba por alcanzar a los que nunca habían escuchado con atención acerca de Cristo. Lleno de fe pregonaba que la salvación del mundo era por medio de “la locura de la predicación”. “¡Esto es para locos! ¡Esto es para locos!”, repetía continuamente.
Casanova ha sido líder y fundador de movimientos como “Revolucionarios de Jesús”, “Cristianos del Reino”, “Cristianos por la Vida”, “Iglesias del Espíritu Santo” y otros movimientos de arte cristiano. Además, su compromiso cristiano inspirado por la figura de Luther King, Desmond Tutu… lo llevó, bajo la legalidad de la “Corporación religiosa Martín Luther King”, a la lucha por los valores democráticos y los derechos humanos, durante la despiadada y larga dictadura de Augusto Pinochet, tiempos duros en que el pueblo protestante y la jerarquía católica en su gran mayoría, cerró filas con el dictador.
Si bien es hombre de acción, ha dedicado gran parte de su vida al pensamiento. Filósofos como Kierkegaard, Heidegger y Ricoeur son sus autores de cabecera. En teólogos como Lutero, Barth, Bultmann y Bonhoeffer, encuentra fundamentos para su pensar teológico y la “renovación del espíritu de su mente” (Ef 4:23).
Autor de libros de filosofía, teología y vida cristiana, tales como: Religión ateísmo y fe: Los aportes de Marx, Nietzsche, Freud, Heidegger, Bultmann y otros, todos leídos desde Paul Ricoeur. El poder de las ideas. Mensajes Actuales. Un hombre nuevo para un nuevo milenio. Testificando a Cristo en medio de una sociedad materialista y consumista. Además de esto ha publicado una cantidad no menor de pequeños libros de bolsillo.
Hoy, la influencia del pensamiento de este místico de acción se ha expandido a otros países para llevar adelante el movimiento de la “Renovación protestante” en las iglesias cristianas del Cono sur. Casanova es crítico de las iglesias históricas protestantes que para él están completamente muertas, “Dios ha muerto en ellas” dice él. Por otro lado, también es crítico de las iglesias de la teología de la prosperidad que viene de los Estados Unidos. Esta afecta a la iglesia Latinoamericana, ya que al pobre lo hacen sentir como un pecador sin la bendición Dios y al rico como una persona próspera y bendecida. Son las modernas indulgencias. Es la religión del capitalismo llevada adelante por “obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo” (2Co 11:13). Otro objeto de crítica son las iglesias pentecostales más extremas que están sumergidas en la emocionalidad y el desorden mental. La fe -dice Casanova- no es emoción, es certeza, es convicción, es inteligencia. La fe inteligente apunta a la mente de Cristo y su Palabra, y no a la emocionalidad escandalosa, o el circo que hemos visto en TV en estas últimas décadas. En consecuencia, existe una gran confusión que exige una renovación de los principios de la Reforma protestante y de la Teología del Espíritu Santo.
Finalmente, digamos que sus pasatiempos favoritos son el entrenamiento físico con pesas, la lectura contemporánea, las caminatas peripatéticas, las conversaciones edificantes y mirar el firmamento en soledad y oración, cerca del mar, para vivir la intimidad con Dios.
En la actualidad, Christian Casanova es uno de los líderes principales de la Renovación Protestante en Chile y en el Cono Sur, con su sede internacional en la Catedral del Espíritu Santo en Santiago de Chile, donde ejerce su ministerio eclesiástico.