Recuerdo de Viaje misionero al norte de Chile en 1981

Fueron dos meses los que marcaron un hito en la historia evangelística de nuestra comunidad en el año xxx.

Cuarenta jóvenes universitarios transformados por el evangelio revolucionario,

inspirados por su líder, un joven estudiante de ingenieria civil de la Usach, hoy nuestro Obispo Christian Casanova, partieron por fe haciendo colaboraciones y recibiendo ofrendas en cada ciudad.

Su medio de transporte era el “Bus de la Revolución”, que se detenía en las estaciones de servicio para cargar petróleo y hasta en esos lugares hablar de Jesucristo, ningún momento era motivo para no llevar el mensaje.

De esta forma salieron a conquistar el norte de Chile con el mensaje del evangelio transformador de Cristo. Fueron más de 4.000 kms recorridos y 70 enviados por el Señor, llenos del Espíritu Santo. En sus equipajes no podían faltar las biblias gastadas, instrumentos musicales, parlantes, y amplificadores.

La música fue una herramienta importante de poder, al son de canciones como: “Cristo tiene el poder”, “Hey me siento Feliz”, “Cristo vive”, “Vagabundo”, “Caminas por la vida buscando la Verdad”, eran interpretadas por la banda revolucionaria de rock cristiano.

Las ciudades de Coquimbo, Antofagasta, Iquique, Arica, incluso Tacna-Perú, fueron testigos de las muestras del amor que había trasformado sus vidas, contagiando a las comunidades e iglesias de esas ciudades. Así se produjo un despertar espiritual en plazas, anfiteatros, viejos cines, entre otros.

Decenas de jóvenes transformados por Jesucristo, les seguían por las calles. Este fue el fruto de un nuevo tiempo gracias a la fe y a este viaje misionero.

Compartir en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *